Madrid.- Convencido de que hay “muchos paralelismos” entre el racismo vivido en Estados Unidos en 1946 y en la actualidad, el historietista Gene Luen Yang recupera la historia en la que Superman lucha contra un grupo de racistas encapuchados para llevarla al público juvenil en “Superman contra el Klan”.

“Este cómic es una adaptación de una de las historias de Superman más importantes en la historia del personaje. En la década de 1940 Superman tenía el programa de radio más popular de Estados Unidos y en 1946 se emitió “El Clan de la Cruz Ardiente “, donde luchó contra un grupo de racistas encapuchados”, cuenta a Efe Luen sobre el origen de este cómic publicado en España por Hidra.

Una historia que, junto al dibujante Gurihiru, ha recuperado porque ambos vieron “muchos paralelismos entre lo que sucedió en 1946 y lo que está sucediendo en nuestro mundo de hoy”.

“Desafortunadamente -lamenta- las ideas racistas que nos atormentaron después de la Segunda Guerra Mundial todavía nos atormentan ahora. Sentimos que Superman, este inmigrante de otro planeta, tenía algo importante que decir”.

Así lo considera Luen ya que, afirma, Superman sigue encarnando a día de hoy “la esperanza”, y el mundo “necesita esperanza ahora mismo”. “Alguien más inteligente que yo -añade- comentó una vez que Superman no es admirable porque tenga superpoderes, es admirable porque tiene superpoderes y sigue siendo bueno. Esa es la fantasía”.

En concreto, “Superman contra el Klan”, situado también en el año 1946, cuenta la historia de Roberta y Tommy Lee, dos adolescentes que acaban de mudarse de Chinatown al centro de Metrópolis, hogar del héroe más famoso del mundo. Y es ahí donde una noche la familia se despierta y ve que su casa ha sido rodeada por el Klan, una situación que hace entrar en acción a un Superman al que la exposición a una misteriosa roca verde le ha dejado muy débil.

Eso sí, débil o no, Luen pone de manifiesto su admiración por este personaje creado por el escritor Jerry Siegel y el artista Joe Shuster y que vio la luz por primera vez el 18 de abril de 1938.

“No hubo superhéroes antes que él, lo que significa que si eres fanático de cualquier otro superhéroe, ya sea Batman o Wonder Woman, en cierto sentido eres fanático de Superman. Él fue quien estableció todas las convenciones: los superpoderes, el disfraz, la identidad secreta. Todo empezó con Superman”, explica este autor superventas del New York Times.

Tan grande es su admiración por este personaje que Luen critica a todos los que creen que este personaje está “desactualizado”: “No creo que su compromiso con el bien pueda quedar obsoleto”.

Con un relato sencillo, Luen ha conseguido traer a la actualidad esta historia con el objetivo de “mantener la atención del lector desde la primera página hasta la última”, pero afirma que cuando escribe historias sobre el Universo DC, donde “tantos grandes escritores y artistas han trabajado”, “absorbe” la “sabiduría” de los que le precedieron.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7