Madrid.– Penélope Cruz, Carlota Casiraghi o Vanessa Paradis son algunos de los rostros protagonistas del último desfile de Chanel para la semana de la Alta Costura de París, del que se han convertido en selectas invitadas, unidas por la “pasión” que destila la “maison” francesa, de la que son embajadoras y sobre la que han conversado en una mesa redonda.

“El respeto mutuo que existe entre Virginie Viard (directora creativa de la firma) y las mujeres de su equipo creativo es lo que reflejan sus colecciones, nunca tratan sobre ella, sino sobre las demás, sobre todo lo que hace por nosotras”, ha dicho hoy Penélope Cruz en una mesa redonda orquestada por la modelo y musa de Chanel Caroline de Maigret.

Acompañada por Vanessa Paradis y su hija Lily Rose Depp, Marion Cotillard, Carlota Casiraghi, Alma Jodorowsky y también por Joana Preiss, Izïa Higelin y Blesnya Minher, las musas de la firma han compartido sus opiniones sobre el desfile y la colección de Alta Costura primavera-verano 2021 celebrado el 26 de enero.

“Mirarnos entre nosotras durante el desfile y sonreírnos son algunos de esos pequeños detalles de la vida que te hacen sentir bien”, ha apuntado Marion Cotillard al rememorar un desfile diferente a los convencionales, abarrotados de público, debido a las medidas sanitarias por el coronavirus.

La presentación, en el que se mostraron las creaciones de Virginie Viard, recreaba una pequeña celebración familiar, cuyas invitadas especiales, sentadas manteniendo grandes distancias de seguridad, eran estas musas y amigas de la firma, que comparten opinión respecto a la nueva colección de la casa, donde “pasión y delicadeza” son protagonistas.

“He sido muy afortunada de ver trabajar a Virginie Viard en directo en su taller, cuando hizo mi vestido para la presentación de los Oscars”, ha asegurado Penélope Cruz sobre el “gran talento” de la sucesora de Karl Lagerfeld, al frente de la casa francesa desde entonces.

Una afirmación con la que ha coincidido Vanessa Paradis, al matizar “la magnificencia del saber hacer” que caracteriza Chanel y señalar “la pasión” como la “clave” que une a musas, diseñadora y firma: “Todas nosotras desempeñamos trabajos en los que nos movemos por la pasión, nos encanta lo que hacemos y eso se transmite”, ha apuntado.

Para Lily Rose Depp, hija de Paradis, la importancia reside en que “lo emocionante no es la imagen que das con sus vestidos, sino cómo te hacen sentir”, con lo que ha coincidido Carlota Casiraghi, quien lució para su boda en 2019 un vestido diseñado por la firma.

“No puedo evitar pensar en mi propio vestido de novia. Lo diseñó Karl Lagerfeld y Virginie Viard lo rehizo para la ocasión, así que verles trabajar juntos en ese vestido fue un momento increíblemente especial para mí”, ha explicado.

Estos rostros se han convertido en la cara contemporánea de la firma y, en época de pandemia, reivindican la importancia de la moda y de Chanel como uno de sus mayores epicentros.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7