Los Ángeles.- La justicia permitirá que Netflix estrene la segunda parte de la serie documental “Tiger King 2” al desestimar la solicitud de Carole Baskin, una de las protagonistas de la producción, que pedía que se paralizara la emisión de manera cautelar.

Baskin presentó el lunes una demanda en un juzgado de Florida (EE.UU.) alegando que los directores de la serie sólo tenían derecho a producir un documental con las imágenes que grabaron y que, por tanto, la secuela sería ilegal y su estreno debía quedar suspendido hasta que hubiera una resolución judicial.

Sin embargo, la jueza Virginia Hernández Covington estimó este martes que no consideraba necesaria esa medida y que Netflix podrá estrenar la serie el 17 de noviembre.

“Si bien el Tribunal comprende la frustración, no parece que la inclusión de las imágenes vaya a causar un daño inmediato que no pueda compensarse con dinero”, aseguró la jueza.

Por su parte Baskin, protagonista junto a Joe Exotic del fenómeno “Tiger King”, detalló que los contratos que firmó con el equipo de producción en 2016 y 2018 estipulaban esa limitación a un único programa

“Entendiendo que los contratos de apariencia limitaban a Royal Goode Productions el uso de las imágenes de los Baskin y de Big Cat Rescue (su zoológico) para la película documental inicial, los Baskin creían que cualquier secuela (…) no incluiría ninguna de sus imágenes”, dice la denuncia.

Además, la protagonista calificó la primera entrega de “sensacional y lasciva” ya que implicaba, entre otras cosas, que era responsable de la muerte de su primer esposo en 1997.

“Tiger King” es una de las series documentales más exitosas de Netflix.

Fue seguida por más de 64 millones de personas en marzo de 2020 (según datos de Netflix), coincidiendo con las primeras semanas de aislamiento por la pandemia del coronavirus.

Aunque la idea inicial de los directores era retratar el mundo de los zoológicos privados de grandes felinos en EE.UU., “Tiger King” acabó enganchando al público no tanto por sus tigres o leones, sino por los excéntricos y polémicos personajes humanos que aparecían en esta sórdida producción.

Actualmente, el otro protagonista del documental, Joe Exotic, cumple una condena de 22 años por planear el asesinato de Baskin, quien es propietaria de un zoológico privado que competía con el suyo y cuya enemistad es el argumento central de la primera entrega.

Eric Goode y Rebecca Chaiklin, los directores de la serie, han mantenido el contacto con Exotic durante su estancia en prisión, una sentencia por la que llegó a pedir un perdón presidencial al exmandatario estadounidense Donald Trump (2017-2021) que no fue concedido.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7