Málaga (España).- Antonio Banderas, que hace una gran demostración de poderío vocal en el musical “Company”, que dirige y protagoniza y que se estrena en Málaga (sur de España), asegura que “siempre” ha cantado, pero nunca quiso “tener una carrera como cantante en solitario”.

“Siempre lo he destinado a aquello que tenía un carácter dramático, como en ‘Evita’, en ‘Nine’ en Broadway durante un año, en ‘La corte del faraón’ o en duetos con amiguetes”, afirmó Banderas a su paso por la alfombra roja instalada en el Teatro del Soho con motivo del estreno.

Este reencuentro con el público es especial tras la pandemia, aunque recuerda que mantuvo el Soho “abierto todo este tiempo, siempre con restricciones que a veces hacían muy difícil sustentar los espectáculos, y de hecho se ha perdido dinero con casi todos”.

“Pero tampoco este proyecto está diseñado para ganar dinero, sino para la búsqueda de la excelencia, que no siempre garantiza el éxito. Eso es la grandeza y la miseria de nuestra profesión, que una persona subida en un ladrillo con una bombilla puede ser un éxito y un montaje con cuarenta personas en el escenario, como yo tengo, no”, precisa.

Está convencido de que detrás de “Company” hay “un trabajo muy serio de una obra muy complicada de Stephen Sondheim” que “abre una puerta a un musical mucho más teatral y reflexivo que otro tipo de musicales que son los que se han venido haciendo en España en los últimos quince años”.

“Esto es otra cosa, un musical que es divertido, con el que la gente se va a reír mucho, y también habrá alguna lagrimita por ahí, porque emociona, y tiene una reflexión muy seria sobre la capacidad o la incapacidad del ser humano para comunicarse con los demás o comprometerse”.

Destaca el “compromiso artístico” de este espectáculo, “con veintiséis músicos en escena, algo que no se ve ni en Broadway”, y de estar acompañado de un elenco con intérpretes “que han sido cabezas de cartel en la Gran Vía, por lo que ponerlos juntos no es fácil, y probablemente no ocurra más”, por lo que está “encantado”, como si le hubieran “entregado un Ferrari”.

Al estreno asistieron Nicole Kimpel, pareja de Banderas, su hija, Stella -una de las ayudantes de dirección del musical-, y la hermana de esta, Grace Johnson.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7