Glasgow.- La ministra española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, señaló este jueves que para acometer la transición energética es indispensable “construir un capitalismo inclusivo” donde los trabajadores y consumidores se beneficien de las oportunidades de esa transformación.

“Tenemos que construir un capitalismo inclusivo y prestar atención a las medidas sociales, a la justicia y a los aspectos de las solidaridad”, declaró la ministra y vicepresidenta tercera del Gobierno español en un vídeo difundido por la presidencia de la cumbre climática COP26 que se celebra estos días en la localidad británica de Glasgow.

Ribera subrayó que “el coste social del carbono, el dividendo del carbono, tiene que reinvertirse en las personas, en las comunidades locales y hay que definir un conjunto de respuestas que sean construidas y aceptadas por las comunidades locales”.

Sus palabras se enmarcan en un acto dedicado a la transición justa con el abandono del carbón como fuente de generación de energía, dentro del foro climático de la ONU que busca mantener vivo el objetivo de que las temperaturas no suban más de 1,5 ºC a final de siglo respecto a los valores preindustriales.

Es necesario trasladar que la transición hacia una economía sin carbono “se convierte en un destino atractivo para nuevas inversiones”, lo que “significa que los trabajadores tengan la oportunidad de seguir teniendo trabajos decentes”.

Y subrayó la importancia “de crear nuevos empleos y oportunidades en las áreas locales y regiones donde el carbón solía ser el centro de la actividad económica”.

“Tenemos que garantizar que el bienestar de todos los ciudadanos está en el centro de esta discusión”, dijo la vicepresidenta española, quien subrayó que “tenemos que protegernos de los efectos negativos de la transformación del clima, pero al mismo tiempo tenemos que garantizar un mensaje de esperanza y de una agenda transformadora llena de oportunidades”.

La transición energética “aún puede generar diferentes tensiones, como hemos visto con las turbulencias ligadas a los altos precios de la energía”, dijo la máxima responsable de las políticas climáticas del Gobierno de España.

“El coste es inaceptable cuando siempre lo aguantan los hombros de los trabajadores y los consumidores. Es al revés, necesitamos a las empresas involucradas de una manera sincera y constructiva. No es sólo cuestión de beneficios fiscales y económicos, es cuestión de invertir en las personas”, concluyó.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7