Montevideo.- Reactivar las economías golpeadas por la pandemia, contener la inflación y ayudar a que la gente recupere los empleos perdidos en el último tiempo son los primeros objetivos que FONPLATA-Banco de Desarrollo se planteó para 2022.

Así lo explica durante una entrevista con Efe en Montevideo Juan Enrique Notaro, presidente ejecutivo de este organismo multilateral integrado por Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay, quien resalta: “Esa es la misión, es el desafío inmediato y ahí esperamos poder estar colaborando a través de las herramientas que tenemos”.

Asimismo, indica que a mediano plazo a estos se le sumarán educación, ciencia, tecnología y formación profesional para todos los jóvenes.

COVID-19: DE UNA BRECHA MÁS EVIDENTE A LO POSITIVO
Para Notaro, 2021 fue un año que hizo más evidentes las brechas entre los países industrializados y el mundo en desarrollo.

“Creo que se hizo muy evidente la diferencia en recursos, capacidad tecnológica, científica, de los países. Aquellos más desarrollados tuvieron muchas más posibilidades de salir mejor y atender mejor la pandemia”, puntualiza.

Agrega: “Algunos de los países, mismo de FONPLATA, uno veía que pasaron muchos meses antes de que pudieran acceder a insumos sanitarios, respiradores cuando el resto de los países del mundo desarrollado ya había avanzado bastante”.

Por eso, apunta que FONPLATA debe seguir trabajando con las diferentes naciones y colaborar a desarrollar agendas que en este momento tienden a temas educativos, de ciencia, tecnología, inversión y generación de más oportunidades para la gente.

Por otra parte, el presidente ejecutivo remarca algunas cosas positivas que dejó la pandemia, entre las que destaca la llegada de la ciencia o los temas sanitarios “a las primeras líneas de los presupuestos”.

También, dice que traerá cambios en el aspecto laboral y de cómo la gente “enfoca la forma de vida”.

“Ya las ciudades no están siendo tan atractivas, no todo el mundo se está tratando de ubicar en las ciudades”, comenta Notaro, quien agrega que el teletrabajo es una práctica que, de una forma u otra, se va a “incorporar definitivamente” en el mundo para facilitar “la flexibilidad”.

2021: UN AÑO INTERESANTE
Además de esto, Notaro también hace un balance de lo que dejó 2021 para FONPLATA y asegura que el año fue “interesante”, ya que el Banco de Desarrollo pudo seguir incrementando los préstamos a los países y mejoró el rating crediticio en un momento en que la vulnerabilidad de la economía regional “era muy grande”.

Esto, según indica, permitirá que FONPLATA acceda a financiación “en mejores condiciones” en los mercados para trasladarlo a sus países.

“Esperamos que hacia adelante, hacia el año que viene, podamos entonces hacer pleno uso de esto, poder seguir accediendo a financiamiento en buenas condiciones para los países, pero también poder avanzar en lo que es una reposición de capital de FONPLATA, cosa que dentro de las multilaterales es muy importante para poder estar en condiciones de prestar más y en mejor condición”, puntualiza Notaro.

Dentro de las actividades desarrolladas este año, remarca que hubo proyectos “muy interesantes”, como el de infraestructura urbana en Brasil o los de reactivación económica, del empleo y la infraestructura en Argentina y Bolivia.

Por otro lado, subraya que uno de los trabajos “emblemáticos” es el de la Ruta Bioceánica que culmina la conexión entre el Atlántico y el Pacifico.

“Son unos 300 kilómetros que quedaban por construir en el Chaco paraguayo y que junto con la construcción de un puente que estaría financiando Brasil con Paraguay en estos próximos meses darían esa conexión completa entre Brasil, Paraguay, Argentina y Chile. Creo que ese es un proyecto emblemático para toda la región donde FONPLATA ha colaborado para terminar”, cuenta.

Asimismo, cuenta de la financiación al Programa Federal de Infraestructura Deportiva en Argentina, que tiene como uno de sus objetivos el fortalecimiento de iniciativas socio-comunitarias para fomentar la actividad física y la práctica deportiva.

Para Notaro, esas iniciativas son buenas para difundir en el resto de los países por el interés que allí existe por los deportes, en particular por el fútbol, y como estos pueden ayudar a acercar a “núcleos positivos” a chicos que están en situación de vulnerabilidad.

“Yo creo que ese proyecto de Argentina es un ejemplo muy interesante que sería muy valioso de aplicar y una inversión muy útil en el resto de los países”, finaliza.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7