Nueva York.- El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró este jueves con una subida leve del 0,32 %, hasta los 37,41 dólares el barril, en una jornada marcada por la incertidumbre en torno a la posibilidad de que fructifique el acuerdo para extender los recortes de producción vigentes entre los estados de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus socios (OPEP+).

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex) los contratos de futuros del WTI para entrega en julio sumaron 0,12 dólares respecto a la sesión previa del miércoles, cuando el Texas avanzó un 1,3 %.

Los precios del petróleo de referencia en Estados Unidos fluctuaron entre subidas y bajadas en una jornada volátil en la que Arabia Saudí y Rusia volvieron a cuestionar los niveles de recortes de otras naciones productoras, uno de los motivos por los que ambas potencias solo estarían dispuestas a prolongar los niveles de ajustes hasta julio en vez de hasta septiembre, como Riad había valorado en un principio.

Tanto Rusia como Arabia Saudí han pedido a otras potencias de la OPEP+ que no han contribuido lo esperado en los meses pasados que compensen en julio sus incumplimientos, una cuestión que ha tensionado las relaciones en el seno de la organización.

“El acuerdo para extender los recortes que han salvado a los mercados de la autodestrucción se está viendo amenazado por el comportamiento errante de algunos miembros de la OPEP+”, dijo en una nota la analista de la consultora Rystad Energy Paola Rodríguez-Masiu.

También te podría interesar:   El Eurogrupo pacta medidas por medio billón de euros, pero sin coronabonos

A juicio de la experta, Arabia Saudí y Rusia “están presionando mucho” al pedir a Irak, Nigeria y otros “rezagados” no solo que aumenten el cumplimiento, sino que también llevan a cabo recortes más profundos.

“Esto es un déjà vu de lo que ocurrió hace meses cuando la alianza OPEP+ se rompió después de que los saudíes condicionaran su compromiso a la participación rusa”, apuntó Rodríguez Masiú, que cree que es poco probable que Irak y Nigeria, cuya economía está paralizada, cedan ante el reino saudí y el Kremlin.

Asimismo, a la incertidumbre sobre los recortes de la OPEP+ se suma las preocupaciones en torno a un posible aumento de la producción en Estados Unidos, donde los datos del gobierno federal muestran que los inventarios de crudo han vuelto a crecer más de lo previsto por los analistas y la demanda es aún demasiado débil tras la pandemia del coronavirus.

En este contexto, los contratos de futuros de gasolina con vencimiento en julio sumaron tres centavos hasta los 1,14 dólares el galón, y los de gas natural, que expiran en julio, se mantuvieron planos en los 1,82 dólares por cada mil pies cúbicos.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7