Santo Domingo.- Los retrasos y las interrupciones recientes en la cadena de suministro han tenido un impacto negativo en la vida de los latinoamericanos, lo que ha hecho que muchos se sientan frustrados, enojados y temerosos de que las interrupciones nunca terminarán, según un nuevo estudio de Oracle. El estudio, que encuestó a más de 2,000 consumidores latinoamericanos, encontró que las preocupaciones sobre más demoras en las entregas, escasez de productos e interrupciones están empeorando en toda la región debido al aumento de la variante COVID-19 Delta (entre otros factores) y que las personas buscan en las marcas ayuda para resolver sus inquietudes.  

“Es imposible negar que ha habido un cambio claro en el comportamiento del consumidor a lo largo de los años y, especialmente, con la influencia de la pandemia. Las marcas necesitan adaptarse para seguir sirviendo a este nuevo consumidor, que es más inmediato y exigente. Por lo tanto, adherirse a las nuevas tecnologías para ayudar en este proceso se vuelve esencial para continuar en el mercado”, afirma Pablo Verrastro, SCM Applications Senior Sales Director de Oracle América Latina. 

Por su parte, Luis Marrero, gerente de Oracle para Caribe, se refirió al papel de la tecnologia en este escenario: “El cliente siempre debe estar en el centro de toda organización y hoy la tecnología y las soluciones digitales son indispensables para lograr optimizar ese servicio. Oracle Cloud Supply Chain & Manufacturing (SCM) proporciona todas las herramientas que las marcas necesitan para superar las expectativas de sus clientes. Con una única suite conectada en la planificación de la cadena de suministro, el inventario, la gestión de pedidos, la logística y más, las marcas ahora pueden mejorar y automatizar sus cadenas de suministro como nunca antes”. 

Las interrupciones de la cadena de suministro están afectando a los consumidores latinoamericanos de manera negativa 

Durante el año pasado, las interrupciones de la cadena de suministro se han convertido en una prioridad para casi todos los latinoamericanos y han tenido un impacto generalizado en la vida cotidiana. 

  • El 40% de los consumidores admite que nunca pensó en la cadena de suministro y en cómo se entregaban los productos antes de la pandemia, pero el 81% ahora lo considera al hacer una compra.  
  • El 87% de los consumidores destaca específicamente las interrupciones o retrasos en la cadena de suministro como la causa de uno o más problemas comunes. La mayoría (52%) ha experimentado entregas tardías o canceladas. 
  • Las interrupciones de la cadena de suministro han tenido un impacto negativo en la vida personal, contribuyendo a:  
    • El 42% se muestra más reacio a comprar online, mientras que el 31% se muestra más reacio a comprar en las tiendas. 
    • El 51% culpa a los obsequios perdidos por cumpleaños y ocasiones especiales a problemas de la cadena de suministro. 
    • El 27% dice que las interrupciones en la cadena de suministro podrían arruinar sus vacaciones.  
    • La mayoría de los consumidores se sienten frustrados e impacientes. 

Los consumidores tienen miedo de que la pesadilla de la cadena de suministro nunca termine
Los latinoamericanos están cada vez más preocupados de que las interrupciones de la cadena de suministro continúen afectando negativamente su futuro y muchos no pueden ver el final de esta situación. 

  • El 69% de los consumidores temen que los problemas de la cadena de suministro nunca terminen.  
  • Al 62% le preocupa que las interrupciones “causen estragos” o “arruinen sus planes de vida”. 
  • En general, el 86% anticipa al menos un impacto negativo importante en el futuro, especialmente debido a artículos agotados.  
  • Las interrupciones y retrasos en la cadena de suministro están provocando que el 92% de las personas cambien sus hábitos al menos de una manera importante. El 55% informa haber realizado pedidos por adelantado siempre que sea posible. 
  • El 68% está más preocupado por la entrega y disponibilidad de sus artículos que por el precio.  
  • El 84% de los consumidores incluso estarían dispuestos a pagar una prima para garantizar una entrega sin problemas y puntual de al menos algunos artículos.

Si las marcas no priorizan sus cadenas de suministro y no se preparan para las interrupciones, se arriesgarán a perder clientes valiosos
La cadena de suministro se ha convertido en una parte fundamental de las decisiones de compra de las personas. Las organizaciones que no priorizan sus cadenas de suministro corren el riesgo de disminuir la lealtad y los ingresos de los clientes. 

  •  El 70% de los consumidores dice que los problemas de la cadena de suministro han erosionado al menos levemente su confianza en las marcas.  
  • Si bien múltiples factores pueden contribuir a retrasos en la cadena de suministro o artículos agotados, el 57% de los consumidores culpa principalmente a la pandemia, pero el 19% culpa a las marcas, proveedores o retailers. 
  • El consumidor medio dice que solo 2 o 3 retrasos o escasez de artículos harían que dejara de comprar de una determinada marca.  
  • El 18% abandonaría el barco después de una instancia de retrasos / problemas de existencias, y el 67% consideraría poner fin a su lealtad a una marca si esa instancia de demora es un regalo para una ocasión importante.   
  • La mayoría (55%) de los consumidores dice que una espera de 2 a 3 días es suficiente para buscar en otra parte cuando compran en la tienda. 
  • El 92% de los consumidores está de acuerdo en que los problemas de las cadenas de suministro son complejos y el 57% dice que su comprensión es mínima. Pero el 97% de los consumidores quieren que las marcas tomen medidas para solucionar los retrasos o la escasez, especialmente proporcionando más transparencia y actualizaciones más regulares.  
  • El 91% de los consumidores confiaría más en una marca, al menos para ciertos artículos, si supieran que la marca utiliza inteligencia artificial (IA) para administrar su cadena de suministro. 
  • El 91% de los consumidores estarían más dispuestos a comprar de una marca que sabían que usaba inteligencia artificial (IA) para administrar su cadena de suministro, al menos para ciertos artículos.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7