Bruselas.- El Producto Interior Bruto (PIB) de la eurozona aumentó un 0,2 % entre julio y septiembre, con lo que persiste el crecimiento moderado que registró en el segundo trimestre gracias a que Alemania ha esquivado la recesión técnica y el resto de grandes países han mantenido los avances. 

La tasa de crecimiento en la eurozona es la misma que en el trimestre previo, mientras que en el conjunto de la Unión Europea (UE) el PIB avanzó el 0,3 %, una décima más que en el periodo anterior, según los datos revisados difundidos este jueves por la oficina de estadística comunitaria Eurostat.

Las cifras, que confirman las estimaciones preliminares de la agencia comunitaria, son algo mejor de lo esperado por los analistas y revelan que la ralentización económica en la eurozona persiste pero no ha llegado todavía al punto de estancamiento del PIB. 

Las tensiones comerciales, que han perjudicado las exportaciones, la incertidumbre por el brexit” y la debilidad del sector manufacturero están detrás de una desaceleración que -coinciden los expertos- no se convertirá en recesión pero está sujeta a riesgos a la baja. 

También te podría interesar:   El salto en el desempleo en EE.UU. en marzo avisa de la crisis inminente

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7