Bruselas.- La economía de la eurozona y la Unión Europea superó en el segundo trimestre la recesión técnica en la que había entrado en los primeros tres meses del año, y volvió a crecer entre abril y junio, según informó este viernes la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

La recuperación económica quedó confirmada con los datos nacionales que publicaron hoy Alemania, Francia, Italia y España.

Según la primera estimación preliminar de Eurostat, el PIB de la eurozona creció un 2 % durante el segundo trimestre de 2021 frente al primero, mientras que en los Veintisiete el incremento fue del 1,9 %.

Entre enero y marzo, el producto interior bruto había caído un 0,3 % en los diecinueve países que comparten la moneda única y un 0,1 % en los Veintisiete, y en el trimestre final de 2020 el PIB también había descendido en ambas áreas.

Por tanto, con los datos de hoy, la eurozona y la UE dejan atrás la recesión técnica en la que habían entrado al acumular dos trimestres consecutivos de bajadas del PIB.

En cualquier caso, Eurostat subrayó que las cifras preliminares publicadas hoy se basan en fuentes de datos “incompletas y sujetas a revisiones adicionales”.

Si se realiza la comparación interanual, la economía creció un 13,7 % en la eurozona y un 13,2 % en la Unión Europea durante el segundo trimestre de 2021.

Entre los países de los que Eurostat facilitó datos, Portugal (4,9 % más) anotó la mayor subida del PIB entre abril y junio frente al trimestre previo, seguido de Austria (4,3 %) y Letonia (3,7 %), en contraste con los incrementos más modestos de Lituania (0,4 %) y Chequia (0,6 %). En España, el aumento fue del 2,8 %.

Entre las tres grandes economías del club comunitario, Italia (2,7 %) lideró el crecimiento económico entre abril y junio, seguida por Alemania (1,5 %) y Francia (0,9 %).

En el caso de Alemania, Francia, Italia y España, los institutos de estadística nacionales anunciaron este viernes las cifras de crecimiento que habían facilitado a Eurostat.

Durante el primer trimestre, el PIB alemán había tenido una caída del 2,1 % con respecto al último trimestre de 2020, pero la Oficina Federal de Estadística (Destatis) justificó la vuelta al crecimiento entre abril y junio ante todo por un aumento del consumo privado y del gasto público.

“El crecimiento en el segundo trimestre muestra que la economía alemana ha superado la tercera ola de la pandemia”, dijo el ministro de Economía, Peter Altmaier.

“Es importante seguir haciéndolo todo para que el relanzamiento gana fuerza. Para ello tenemos que acelerar la vacunación y continuar los programas de apoyo a la economía”, agregó.

Por lo que a Francia se refiere, el Instituto Nacional de Estadística, además de anunciar el avance del PIB del 0,9 % entre abril y junio, revisó al alza el PIB del primer trimestre, que quedó estable después de haber contabilizado inicialmente un mínimo descenso del 0,1 %.

Con la subida del segundo trimestre, el PIB francés recupera aproximadamente una quinta parte de lo perdido durante 2020 por la crisis del coronavirus y queda un 3,3 % interanual por debajo del nivel del cuarto trimestre de 2019, antes de que se desatara la pandemia.

“Todo mejora: el consumo, la inversión, la moral de los empresarios. Esto nos va a permitir alcanzar el crecimiento del 6 % que nos habíamos fijado para 2021 y recuperar el nivel de actividad anterior a la crisis al inicio de 2022”, valoró el ministro de Finanzas, Bruno Le Maire, en la emisora France Inter.

Mientras tanto, el Instituto Nacional de Estadística italiano (Istat) explicó en una nota que después de un primer trimestre de 2021 “en ligera recuperación”, en el segundo la economía italiana “registró un crecimiento muy sostenido”.

“El resultado se benefició sobre todo de una fuerte recuperación del sector de los servicios de mercado, el más castigado por la crisis, de un crecimiento de la industria y de un carácter sustancialmente estacionario de la agricultura”, indicó.

El pasado 1 de junio, el Istat comunicó que la economía italiana creció un 0,1 % en el primer trimestre del año respecto al cuarto de 2020.

En cuanto al avance del 2,8 % en España, supone un repunte respecto a la caída del primer trimestre, gracias al impulso del consumo de los hogares tras el levantamiento de las restricciones para contener la pandemia del coronavirus.

La economía española retomó la senda de crecimiento interrumpida en los dos últimos trimestres por las consecuencias de las sucesivas olas de la pandemia y, en menor medida, de la tormenta Filomena, que hicieron que la economía cerrara el año estancada y comenzara 2021 cayendo un 0,4 %.

A principios de este mes, la Comisión Europea revisó al alza sus previsiones de crecimiento económico para la Unión Europea y la eurozona durante 2021 y pronosticó que el producto interior bruto en ambas áreas avanzaría un 4,8 %.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7