Washington.- El presidente de EE.UU., Joe Biden, anunció que hará un recorte de impuestos que afectara a unos 50 millones de familias de clase media, mientras que los elevará para los más ricos.

En un discurso desde la Casa Blanca, Biden aseguró que será “un recorte de impuestos para la clase media histórico”, aunque no ofreció detalles al respecto.

Gran parte de su alocución la dedicó a arremeter contra las grandes corporaciones y los más ricos, a los que avisó que tienen que empezar a pagar “su parte justa de impuestos”.

En ese sentido, subrayó que el país actualmente está ante la opción de continuar como hasta ahora, con las grandes corporaciones beneficiándose “de forma abrumadora” del crecimiento de la economía, o seguir por un nuevo camino donde se favorezca a todo el mundo.

“Los datos son absolutamente claros: durante los últimos 40 años los ricos se han vuelto más ricos y demasiadas corporaciones han perdido el sentido de la responsabilidad hacia sus trabajadores, sus comunidades y el país”, dijo.

Biden apuntó que en el pasado había ejecutivos de empresas con un sueldo 20 veces superior al de sus empleados, mientras que a día de hoy cobran 350 veces más.

“¿Y cómo es posible que 55 de las mayores corporaciones del país paguen cero dólares de impuesto federal sobre la renta? Hicieron unos 40.000 millones de dólares en el año 2020 y pagaron cero”, lamentó.

Para Biden, EE.UU. se encuentra actualmente en “un punto de inflexión”, en un momento en que las decisiones puede suponer un cambio en la trayectoria de la nación durante años y décadas.

“Como dije cuando anuncié que me iba a presentar (a las elecciones), creo que este es un momento de un gran cambio potencial, este es el momento de hacer que los trabajadores regresen a la economía, el momento de demostrar a los estadounidenses que el Gobierno trabaja para ellos, no solo para las grandes corporaciones y aquellos que están arriba”, subrayó.

Asimismo, denunció que se estima que los más ricos, que son el 1% de los contribuyentes, evaden unos 116.000 millones de dólares al fisco y que tiene intención de poner freno a esto destinando más recursos al Servicio de Recaudación de Impuestos (IRS, en inglés) para revisar las cuentas bancarias.

Hace tres días, los demócratas de un comité de la Cámara de Representantes propusieron una subida de impuestos para los más ricos y para las empresas que ganan más de 5 millones de dólares al año.

Los demócratas esperan que esa subida de impuestos sirva para recolectar 2,9 billones de dólares durante 10 años y pagar por el programa de gasto social de Biden, valorado en 3,5 billones de dólares y que su partido quiere aprobar en el Congreso antes de finales de mes.

Ese plan aún no se ha redactado y varios comités del Congreso están ahora viendo qué incluir exactamente en él.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7