Shanghái (China).- El gobernador del Banco Popular de China (BPC, central), Yi Gang, prometió “reforzar” las políticas de apoyo financiero a la “economía real” y a los objetivos de reducción de emisiones de carbono durante 2022.

En una entrevista que la agencia oficial de noticias Xinhua publicó anoche, Yi especificó que el apoyo estará dirigido especialmente a las pymes y a las compañías dedicadas a la innovación tecnológica y al “desarrollo verde”.

Acerca de las iniciativas dedicadas a la rebaja de emisiones de carbono o al uso más eficiente del carbón, Yi reveló que entregará antes de que termine 2021 el primer paquete de fondos de dos líneas de créditos de bajo interés que anunció en noviembre.

El pasado día 24, el BPC celebró su reunión trimestral y adelantó una política monetaria “más proactiva” para asegurar la citada estabilidad económica, objetivo declarado del Partido Comunista (PCCh) para el próximo año.

A pesar de que el PCCh habló de las presiones bajistas contra la economía nacional, el gobernador del banco central reiteró que los riesgos para el sistema financiero del país son “en gran parte controlables”.

Yi también se refirió a la situación del sector inmobiliario, donde varias promotoras -entre las que destaca Evergrande- se enfrentan a problemas de liquidez después de que Pekín cerrase el año pasado el grifo de la financiación a las compañías más endeudadas tras años de crecimiento basado en agresivas políticas de apalancamiento.

En su opinión, las expectativas del mercado “están mejorando” después de las autoridades hayan “tomado medidas para desactivar los riesgos y satisfacer la demanda normal de financiación por parte de residentes y promotoras”.

El jefe del BPC calificó la situación de “ajuste estructural” del mercado inmobiliario, y afirmó que esto facilitará “el desarrollo saludable” del sector, siempre y cuando se garantice que el proceso sea “estable”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7