Constanza.- Con la innovación en la agricultura, apoyo económico y asistencia técnica, el gobierno a través del Ministerio de Agricultura está impulsando el cultivo de ajo gigante y de alto rendimiento, con el propósito de contribuir a lograr la autosuficiencia en la producción del bulbo antes del 2024.

Con este avance, el ministro de la cartera agropecuaria, Limber Cruz, pronostica un aporte a la cosecha de ocho a 40 mil quintales para la próxima primavera, y asegura que con la intervención del presidente Luis Abinader irá en aumento hasta devolver al Valle de Constanza los años de gloria que tuvo en materia de cultivo.

A parte de la inversión en preparación de tierras, entrega de fertilizantes y rehabilitación de caminos, Ernesto Peña Nina, encargado de la zona agropecuaria de Constanza, afirma que el Ministerio de Agricultura está también aumentando la extensión de siembra de ajo.

“Desde los años 90 hasta el 2004 en el Valle se sembraban alrededor de 15 mil tareas de ajo, pero luego de ahí, la siembra bajó sustancialmente a dos mil y cinco mil tareas del bulbo en las pasadas administraciones, pero este gobierno está trabajando arduamente para alcanzar la autosuficiencia”, explica Peña Nina.

Ajo gigante, cultivo en ascenso
Trompa de elefante y el conocido como ajo Bochinche en el Valle de Constanza, por su alto rendimiento y resistencia a plagas, son variedades gigantes que alcanzan una productividad de 25 a 30 tareas por quintal, respecto a cuatro y cinco que produce una semilla estándar catín o morado.

La actual siembra dispone de mil tareas solo para la siembra de ambas variedades, lo que se estima produzcan entre 30 y 35 mil quintales al finalizar la cosecha.

Dependiendo del tamaño, un diente de este tipo de ajo puede superar un peso de 109 gramos, equivalente a 27 dientes de ajo pequeños, y cada planta posee hasta cinco gajos.

En el caso del ajo Bochinche, el hortícola Santo Tomás López, pionero en este cultivo, explica que esta variedad gigante llegó al país hace 13 años por error escondido entre semillas de ajo catín.

Con solo 24 dientes de esta variedad, con el apoyo de Agricultura, López logró expandir el producto, por lo que hoy cuenta con cerca de siete mil quintales listos para la siembra y 26 productores se benefician del proyecto.

“Hoy en día estoy casi seguro que el ajo Bochinche va a salvar la producción nacional y a nosotros los productores del Valle de Constanza. Hemos recibido un apoyo excelente del gobierno, nos pagaron la pignoración y también nos están financiando parte de la cosecha a través del Banco Agrícola”, expresó.

El cultivo de esta variedad dura entre seis y nueve meses, y dependiendo del tiempo de refrigeración que haya recibido la semilla será la productividad y la calidad del producto.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7