Redacción Deportes.- Los Houston Texans han anticipado el fin de su vínculo con el entrenador David Culley, quien se convirtió en el sexto ‘coach’ de la NFL que pierde su empleo en lo que va de 2022.

Antes de Culley, sus colegas Vic Fangio, Mike Zimmer, Matt Nagy, Brian Flores y Joe Judge fueron despedidos entre el domingo y el martes por un motivo en común: quedar al margen de la postemporada.

Fangio salió de Broncos, Zimmer de Vikings, Nagy de Bears, Flores de Dolphins y Judge de Giants.

El gerente general de los Texans, Nick Caserio, anunció el despido de Culley así como del coordinador ofensivo Tim Kelly.

El equipo de Houston terminó la campaña con el peor ataque entre los 32 equipos de la liga.

“Me reuní con David Culley y Tim Kelly para informarles que estamos moviéndonos en una dirección diferente en lo que se refiere a entrenador en jefe y coordinador ofensivo”, explicó el directivo en un comunicado.

Culley, de 66 años, dirigió a Houston una campaña en la cual terminó en tercer lugar del Sur de la AFC con apenas 4 triunfos y 13 derrotas, sólo encima de los Jaguars (3-14), el peor equipo de la liga en 2021.

“Llegué a esta difícil, pero necesaria decisión después de revisar nuestros números de la temporada y si bien un cambio después de un año es inusual, teníamos diferentes filosofías sobre la dirección y visión a largo plazo en los programas de trabajo”, dijo Caserio.

“Agradecemos al entrenador Culley por ayudarnos a navegar en una temporada difícil, pero es mi responsabilidad tomar decisiones que nos lleven a mejorar lo realizado. La búsqueda del próximo entrenador para los Houston Texas empezará de inmediato”, añadió.

El entrenador saliente lamentó la decepcionante campaña, pero agradeció a los jugadores.

“Me encantó cada minuto ser el entrenador de los Texans. Aprecio a los jugadores por apoyarme en los altibajos de la temporada. Estoy decepcionado de no haber ganado más juegos y no tener la oportunidad de mostrar la mejoría de las lecciones que aprendí”, escribió.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7