Chicago.- El primera base de los Medias Blancas, el cubano José Abreu, y el bateador de los Reales, Hunter Dozier, sufrieron una aparatosa colisión que los obligó a abandonar el campo antes que concluyese la segunda entrada del primer partido de una doble cartelera, que ganó Kansas City 6-1 ante Chicago, y corto racha perdedora de 11 derrotas consecutivas.

Abreu trataba de atrapar un elevado de Dozier, con quien terminó chocando sobre la línea entre home y la inicial.

El receptor venezolano Salvador Pérez conectó un jonrón de tres carreras y Michael A. Taylor también botó la pelota fuera del parque con dos anotaciones para que los Reales pusieran fin a la racha ganadora de seis partidos seguidos de Chicago.

Luego de batear el globito en la segunda entrada, Dozier salió corriendo de la caja de bateo con la cabeza hacia abajo, y pasó rozando al receptor cubano Yasmani Grandal.

Dozier dio unos pasos más mirando hacia el sueño y luego chocó fuertemente con Abreu quien había corrido desde la inicial y miraba hacia arriba, en busca de capturar la pelota, que ya estaba en poder de su compatriota Grandal.

Ambos peloteros cayeron al suelo, a unos cuantos metros del plato.

Grandal atrapó la pelota para hacer el out. De inmediato, kinesiólogos y médicos ingresaron al campo.

Después de unos minutos, Abreu se levantó y abandonó el diamante caminando por su cuenta. Sin embargo, el Jugador Más Valioso (MVP) de la Liga Americana parecía aturdido, con los brazos apoyados en los hombros de dos miembros del personal.

El cubano sufrió un moretón en la cara y una cortada, además de un hematoma en la rodilla izquierda. Las pruebas para detectar una conmoción cerebral fueron negativas y se analizará cómo progresa cada día.

En tanto, Dozier sufrió una contusión en el cuádriceps y tenía molestias en el cuello. También se revisará su condición día a día.

Cuando se reanudó el juego, Taylor pegó su jonrón en el primer lanzamiento del abridor Lucas Giolito (2-4).

Brad Keller (3-4) permitió dos carreras en cinco imparables para ayudar a que Kansas City pusiera fin a su racha perdedora más larga desde que hiló 12 derrotas en el 2012.

El inicialista dominicano Carlos Santana añadió una remolcada para los Reales, que ganaron por primera ocasión desde el 1 de mayo, cuando superaron a Minnesota y tenían la mejor marca de las mayores.

El bateo latino de los Reales tuvo a Santana de 2-1 con una anotada y una producida. Pérez se fue de 4-2 con una anotada y tres impulsadas. El cubano Jorge Soler de 4-1 con una anotada.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7