Londres.- Varios enfermeros y trabajadores sanitarios de la ciudad de Chesterfield han recibido amenazas por vacunar a algunos futbolistas del equipo de fútbol local.

Según informa la cadena británica Sky Sports, trabajadores del servicio de salud en la ciudad han recibido llamadas de teléfono amenazantes tras conocerse que tres jugadores y tres miembros del cuerpo técnico del Chesterfield han recibido la primera dosis de la vacuna contra la covid.

La explicación por parte del club es que estas personas estaban clasificadas como “vulnerables” y que, siguiendo la directiva del servicio de salud, las vacunas se han utilizado “para no malgastarse”.

La vacuna Pfizer, la utilizada por el centro de Chesterfield, debe utilizarse en un periodo de dos horas una vez se descongela el paquete de dosis.

Según la directiva del servicio sanitario, si alguien no acude a su cita para ponerse la vacuna, esta puede ser administrada a personas que tengan menos de 70 años. Las quejas llegan porque se entiende que esas personas, avisadas a última hora, deberían haber sido trabajadores sanitarios o cuidadores y no futbolistas.

“Solo fueron contactados para vacunarse después de que el centro de salud agotase cualquier otra opción. Las personas involucradas en esto estaban deseando que esas vacunas no se desaprovecharan, que hubiera sido el caso de no haberlas recibido los jugadores y empleados”, dijo el Chesterfield en un comunicado.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7