Santo Domingo.– El colombiano Luis “Pipe” Urueta podía tener la expresión “a la tercera va la vencida” en la punta de los labios, pero por un partido se quedó de nuevo sin conseguir materializarla, al perder por tercera vez la corona en el béisbol profesional de la República Dominicana como dirigente.

El barranquillero, de 40 años, no pudo levantar el trofeo en el recién terminado torneo al frente de los Gigantes del Cibao, historia repetida en los dos subcampeonatos al mando de los Tigres del Licey en las temporadas 2017-2018 y 2019-2020, equipo donde se desempeñó como gerente general, asistente del mánager y coach de la tercera base.

Urueta sí saboreó la victoria como asistente técnico del Licey en 2016-2017, cuando ganaron el título 22.

Afecciones de salud por intoxicación y coronavirus provocaron que Urueta se ausentara en el momento cumbre de la serie final que a su conjunto, los Gigantes del Cibao, se le escapó el cetro en el séptimo y decisivo encuentro ante las Águilas Cibaeñas en la inédita cita de franquicias de la región norte del país.

Los Gigantes lo conquistaron en la campaña 2014-2015, bajo las riendas de Audo Vicente, el único hasta el momento.

En 2017-2018, también fue al máximo contra las Águilas al mejor de nueve juegos (5-4), y con los Toros del Este (5-3) en 2019-2020, ambas frente al capataz puertorriqueño Lino Rivera.

Con la serie final 3-1 a su favor, las expectativas orientaban la celebración este año en la ciudad de San Francisco de Macorís (noreste), sede de los potros, pero las plumíferas remontaron para ganar su campeonato 22, siendo el segundo conjunto que regresa de un déficit 1-3.

Los Leones del Escogido consiguieron la hazaña ante las Estrellas Orientales en la estación de 1987-1988, encaminados por el norteamericano Phil Regan.

El domínico-cubano y exjugador Brayan Peña fungió como dirigente interino durante la convalecencia de salud de Urueta en la final.

Urueta capitaneó a los Gigantes a dominar la serie regular (16-14) de la atípica temporada 2020-2021, trastornada por el coronavirus, recibiendo el galardón como “Dirigente del Año”, y dejando atrás a las Estrellas (4-2) en las semifinales para avanzar a la ronda de cierre.

Uno de los principales obstáculos que superó fue reajustar el ritmo de su escuadra a la cantidad de partidos seguidos, a raíz de los positivos al coronavirus de varios jugadores.

Esta situación obligó a las autoridades sanitarias y de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom) a suspender la participación de los Gigantes por dos semanas, medida que aplicaron a los Tigres por los mismos motivos; y reformularon el calendario, afectado además por las lluvias.

Urueta se enfrentó al experimentado manejador Félix Fermín, quien registró su undécima final, 10 con las Águilas y una con los Gigantes, incrementando a seis el récord de más éxitos en la liga.

Mientras tanto, las Águilas buscarán el título 21 para la República Dominicana en la Serie del Caribe, prevista este año en Mazatlán, México, del 31 de enero al 6 de febrero.

La trayectoria y capacidad de Urueta dejan abiertas sus credenciales para continuar en las directrices en la pelota dominicana o en otra nación; y aunque los Gigantes no lo han ratificado para el venidero torneo, sus notas sobresalientes no dejan dudas para un posible regreso.

Urueta jugó durante ocho temporadas en las ligas menores para la organización de los Diamondbacks de Arizona y en Italia.

Prosiguió ligado al conjunto de Arizona, ocupando la función de coach de banca en las Grandes Ligas, como también técnico en diferentes circuitos y director de la academia en la República Dominicana.

Se convirtió en el primer colombiano en dirigir y ganar un juego en las mayores de los Estados Unidos, cuando asumió la novena de los Diamondbacks frente a los Padres de San Diego en el Petco Park, el 26 de julio de 2020, triunfando por 4-3, después que a Torey Lovullo, mánager oficial, lo expulsaran en la quinta entrada.

Fue entrevistado por los Medias Rojas de Boston en dos ocasiones el año pasado para ocupar el puesto de dirigente.

Tuvo a su cargo el seleccionado de Colombia que compitió en el Clásico Mundial de Béisbol de 2017, ganándole a Canadá, y dando sustos a los estadounidenses y dominicanos, y fue campeón con los Caimanes de Barranquilla en la Liga Profesional de Béisbol de su país.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7