Barcelona.- Con la victoria de este jueves frente al Cornellá (0-2), el Barcelona ya suma 16 temporadas seguidas sin caer eliminado en sus debuts en la Copa del Rey, desde la 2004-05, cuando se despidió de la competición en primera ronda tras perder frente al Atlético Gramanet (1-0), en un cruce a partido único.

En aquel encuentro, un Barça dirigido por el exentrenador Frank Rijkaard sucumbió ante un rival de Segunda B, y puso el broche a una etapa marcada por los fracasos coperos de los azulgranas, que no se adaptaron bien al formato de partido único que adoptó la competición hasta octavos de final en la temporada 2000-2001.

Además de caer frente a la Gramenet, los culés también fueron eliminados en primera ronda, con este formato, por dos rivales más de Segunda B. En 2001, su verdugo fue el Figueres (1-0) y, en 2002, salieron derrotados tras su visita al campo del Novelda (3-2).

Sin embargo, desde la campaña 2005-06, cuando se retornó al sistema de las eliminatorias a doble vuelta, el Barça no ha vuelto a pinchar en ninguno de sus estrenos en Copa del Rey.

De hecho, los azulgranas fueron implacables con muchos de sus rivales, llegando a cerrar algunas eliminatorias con unos marcadores globales muy abultados. Es el caso del 12-1 endosado al Huesca, en la edición 2014-15, el 10-0 frente a l’Hospitalet, en la 2011-12, o el 9-1 ante el Zamora en la temporada 2005-06.

Ahora, pese al regreso al formato a partido único hasta semifinales, el Barça sigue debutando con victoria, aunque sufriendo un poco más de la cuenta.

En la edición anterior, los azulgranas tuvieron problemas para deshacerse del Ibiza (1-2) y, este jueves, no pudieron superar al Cornellá (0-2) hasta llegar a la prórroga después de fallar dos penaltis.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7