Madrid.- El noruego Magnus Carlsen, campeón mundial de ajedrez desde 2013, ha desarrollado en España parte de su preparación para el encuentro de Dubai con el ruso Ian Nepomniachtchi (en el que expondrá su título entre el 24 de noviembre y el 16 de diciembre próximos), aprovechando el clima favorable de Sancti Petri (Cádiz), donde ha jugado al fútbol y al pádel como complemento al entrenamiento ajedrecístico.

“La preparación de un campeonato mundial tiene varios niveles”, explica en un vídeo publicado en la plataforma Chess24. “El componente principal es la preparación ajedrecística, pero también es muy importante el entrenamiento físico a fin de alcanzar la mejor versión de ti mismo en todos los sentidos”.

Carlsen, seguidor del Real Madrid, ha podido practicar uno de sus deportes favoritos en las instalaciones del hotel Royal Hideaway de Sancti Petri y se ha marchado muy contento de España. “Hay muchas razones para estar aquí: un clima hermoso, no demasiado frío ni demasiado caluroso, que te permite practicar otras actividades como correr, jugar al fútbol o al pádel, y buena comida. También es importante que el lugar no sea demasiado grande, para estar concentrado en el trabajo”, señaló.

El campeón mundial tuvo elogios para España: “Tiene una gran tradición en el ajedrez y mucha gente ama este deporte en este país. El lugar perfecto para jugar al ajedrez es algo muy parecido a esto”, afirmó.

El Gran Maestro Noruego se proclamó campeón mundial en 2013, con 22 años, al derrotar al indio Viswanathan Anand, y luego ha defendido tres veces con éxito su corona: contra el propio Anand en 2014, contra el ruso Sergey Karjakin en 2016 y contra el estadounidense Fabiano Caruana en 2018.

Pese a ser el segundo jugador que obtuvo el título mundial a una edad más temprana (después del ruso Garry Kaspárov), Carlsen considera que con 22 años ya era “un jugador bastante experimentado” y recuerda que “ahora se está alcanzando el rango de Gran Maestro Internacional con 12 y 13 años, así que tienes que empezar muy temprano para llegar a ser campeón del mundo”.

Carlsen opina que el ajedrez es un deporte idóneo para cualquier profesión “porque te enseña a pensar analíticamente, a ser paciente y a tomar decisiones muy rápidas bajo presión, tanto sobre el tablero como en el reloj. Hay que calcular bien y muy rápidamente, y eso se aprende en el ajedrez”.

Con respecto a su encuentro de Dubai con Nepo, con el título mundial en juego, dijo que espera un combate “más de ida y vuelta, sin tantas tablas como en los anteriores”. “Los dos últimos encuentros han sido muy reñidos y ahora espero que no haya esas batallas interminables”.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7