Las Rozas (Madrid).- Brahim Díaz, delantero español del AC Milan, agradeció la acogida que ha tenido del seleccionador Luis Enrique Martínez y los internacionales antes de dos partidos, ante Grecia y Suecia, que calificó como “finales” porque dijo que nadie imagina un Mundial sin España.

“Estoy súper agradecido al míster y a los compañeros por la acogida, es un sueño estar aquí y ahora lo más importante no son las bajas, es el grupo muy unido que hay y ganar el jueves. Aportaré mi granito de arena”, dijo en rueda de prensa.

“No me imagino un Mundial sin España, tiene que estar y vienen dos finales. Nos centramos primero en el jueves, que es el más importante, pero hay que ganar los dos partidos”, añadió.

Si España supera el examen de Atenas, se jugará todo en Sevilla a una carta ante Suecia, donde regresa su compañero del AC Milán Zlatan Ibrahimovic. “Ya sabemos como es Ibra y nos dejó caer alguna que otra. Estuvimos hablando de lo que pasaría en un partido importante para las dos selecciones”.

Pero Brahim no quiso desviar la atención a ese encuentro y, como ha pedido Luis Enrique al grupo, solo focalizó el duelo ante Grecia. “Nos tenemos que centrar en el jueves, son dos finales pero hay que pensar en jugar bien y ganar a Grecia. Con el talento y el grupo tan bueno que hay, podemos ganar”.

En lo personal, reconoció que cumple un sueño con la llamada de Luis Enrique, la primera después de haber debutado con la absoluta en el amistoso que la sub’21 tuvo que disputar ante Lituania en vísperas de la Eurocopa por el coronavirus de Sergio Busquets y el confinamiento que tuvieron que cumplir los internacionales. Posteriormente él ha superado el virus.

“Estoy bien, me encuentro bien, pasé el coronavirus de la mejor manera que pude y ahora estoy en buen momento, súper contento de cumplir un sueño en la selección, agradecido por la llamada del míster y por la acogida. Sigo rindiendo a buen nivel y es lo que quiero para ser premiado. Mi reacción a la llamada fue muy buena, cualquier niño lo sueña y es un sueño hecho realidad”, afirmó.

EL sistema de la selección por el que apuesta Luis Enrique, del que dijo que “es muy buen entrenador y muy cercano”, provocará que tenga que modificar su posición del Milan ya que en el 4-3-3 no puede jugar a espaldas del punta. Brahim se ve en varios demarcaciones en las que puede explotar sus virtudes.

“Puedo jugar en varias posiciones, estoy a la espera de lo que decida el entrenador pero puedo jugar por dentro y por fuera, para aportar mi granito de arena en lo ofensivo y defensivo”, sentenció.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7