España.-Albert Arenas se ha convertido en el gran premio de Portugal en el 21º campeón del mundo español de motociclismo de velocidad con su título de Moto3, el séptimo piloto catalán en conseguirlo en la citada categoría. Tres triunfos, cinco podios, una vuelta rápida y cuatro ocasiones en primera fila se resumen en un título de campeón con el que soñaba desde que, con cuatro años, se subiera por primera vez a una moto.

Albert Arenas nació el 11 de diciembre de 1996, en Girona. Las motos siempre han formado parte de su vida, desde que era un niño, pero también cada tipo de deporte en el que se puede sentir la adrenalina. Especialmente los deportes de dos ruedas con un motor.

La primera vez que condujo una moto fue durante el invierno de 2000, con cuatro años: se trataba de una minimoto que le gustó tanto que enseguida la añadió a la lista de los Reyes Magos. Cuando tenía cinco años empezó a practicar motocross y cuando cumplió los seis empezó a competir de verdad, en un primer momento en motocross. La competición en velocidad no tardaría en llegar.

Empezó a combinar carreras en ambas modalidades. Sus primeras victorias llegaron en el Open Racc 70. En ese momento, el motociclismo de velocidad comenzó a ser algo muy serio en su vida y se fue centrando poco a poco en esa especialidad, todo esto acompañado siempre de una buena educación gracias a sus padres Manel y Nuria. Los estudios han sido una prioridad, es decir, sin buenas calificaciones no se podía competir.

SIN BUENAS NOTAS NO HABÍA PROGRESIÓN

Gracias a los buenos resultados obtenidos en las categorías inferiores, Albert pudo seguir creciendo y avanzando como piloto hasta llegar a proclamarse subcampeón del Mundial Júnior de Moto3 en el Circuit de la Comunitat Valenciana Ricardo Tormo, tras vencer las dos carreras aquel día de noviembre.

El camino hasta el Mundial de Moto3 ha sido duro y difícil en ocasiones, como reconoce el propio Arenas, pero siempre ha contado con momentos de diversión. El gran premio de la Comunitat Valenciana marcó su debut en el campeonato del mundo de Moto3 como piloto sustituto. Aquel día de noviembre empezó un nuevo camino para Arenas que continuaría en 2016 con varias experiencias como piloto invitado, ya con el Aspar Team, o como sustituto por lesión de Jorge Martín.

Pero la temporada 2016 guardaba lo mejor para el final. En el verano, el catalán recibió una noticia que le cambió la planificación de la temporada: correría el resto del Mundial como piloto sustituto en el equipo Peugeot. Arenas tuvo la oportunidad de conocer la mitad de circuitos del calendario y en uno de ellos, en el de Motegi (Japón), sumó sus primeros puntos en el Mundial.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7