Montevideo.- Reflejar la violencia machista fuera de estereotipos instalados en la sociedad es uno de los objetivos de la muestra fotográfica presentada en el Palacio Legislativo, sede del Parlamento, en el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se conmemora el 25 de noviembre.

Quince fotografías en blanco y negro, en las que puede verse, entre otras, a una adolescente, una mujer mayor de 60 años o una trans, integran la exposición creada por el fotógrafo Gastón Britos y la psicóloga Isabel Adami, que fue presentada este lunes por la vicepresidenta de Uruguay, Beatriz Argimón.

“La violencia hacia la mujer transversaliza y atraviesa toda la franja etaria. Es muy importante tener en cuenta esto”, explicó Adami, quien agregó que se ejerce “no solo contra mujeres de mediana edad, de determinado nivel socioeconómico o cultural” y que, por ello, fue importante seleccionar un diverso abanico de mujeres.

En opinión del fotógrafo, el trabajo se hizo con “un cuidado y un respeto absoluto” para poder reflejar “lo que están viviendo miles de mujeres uruguayas antes de la pandemia, en pandemia y ahora”.

“Es un flagelo que no cambia en pandemia o sin pandemia”, aseveró.

En esa idea abundó la vicepresidenta uruguaya, quien resaltó que la violencia contra las mujeres “es un tema cultural que se ha puesto sistemáticamente en la agenda, pero todavía falta mucho y, por más que se trabaje a nivel gubernamental y en formas de hacerla visible, lo cultural es lo más grave de resolver”.

La también presidenta de la Asamblea General reconoció que respaldó desde el principio esta iniciativa de “un compañero varón que no es legislador, pero comparte la denuncia de este flagelo” y remarcó que, con ella, el Parlamento busca “contribuir a plasmar” en imágenes lo que supone la conmemoración del 25 de noviembre.

Lo más significativo de las imágenes expuestas es que pretenden retratar lo más “indetectable”, como dice Adami, como la violencia psicológica o emocional, cuyos casos suponen un 49,7 % del total de denuncias presentadas en 2020, según las cifras oficiales.

El año pasado Uruguay registró 33.004 denuncias por violencia, de las que unas 16.000 se debieron a humillaciones, degradaciones o manipulaciones; y unas 13.000 fueron agresiones (violencia física).

El país suramericano cuenta con la ley 19.580 o Ley Integral de Violencia Basada en Género, promulgada en 2017 y cuyo artículo 6 reconoce entre los distintos tipos de violencia sobre las mujeres la patrimonial, la obstétrica, la institucional, la étnica racial o el prejuicio hacia la orientación sexual o la étnica racial.

Deja un comentario - Esos se quedarán pendiente de aprobación por Super 7